Consejos para el uso seguro de Internet de niños y adolescentes

Consejos para el uso seguro de Internet de niños y adolescentes

Cada vez surgen noticias más preocupantes relacionadas con los menores y las consecuencias de sus malas prácticas en Internet. Nuevas tendencias como el sexting y la falta de conocimientos básicos de seguridad por parte de las víctimas y los padres de estas, convierten a los niños y adolescentes en un blanco perfecto para que sufran acoso por Internet, o cosas peores.

Con los siguientes consejos, pretendemos ayudar a que el uso de las nuevas tecnologías no sea un riesgo para nuestros hijos. Compártelos con ellos, y conciéncialos de los peligros existentes. No es que queramos que no usen Internet, simplemente pretendemos asegurarnos que no sufran ninguna sorpresa inesperada.

  1. Asegura tu cuenta en Facebook. Ésta solo debe ser visible para tus amigos, no para los amigos de tus amigos y muchísimo menos puede estar abierta a todos. Comprueba periódicamente tu configuración ya que Facebook a veces realiza actualizaciones y cambia estos valores.
  2. No aceptes invitaciones de desconocidos en Facebook por muy tentadoras que parezcan.
  3. No publiques nada en Internet a no ser que quieras que todo el mundo lo sepa. Una vez se encuentre en la red pierdes totalmente el control, por lo que nunca sabrás a que manos puede llegar.
  4. Nunca des tu dirección o número de teléfono (a no ser que tus padres te lo permitan, por ejemplo en el caso de un envío). Tampoco accedas a encontrarte con una persona que has conocido online.
  5. Usa una contraseña para proteger tu móvil o cualquier otro dispositivo que tengas. Bloquéalo cuando no lo utilices.
  6. No hagas click en enlaces sospechosos. Si algo te parece extraño pregunta a tu padre o profesor.
  7. Si un amigo te envía un mensaje pero parece raro, o es algo que normalmente no dice, compruébalo antes de abrirlo. Puede que otra persona esté usando su cuenta para enviar mensajes comprometidos que pueden infectarte con algo desagradable.
  8. Siempre cierra tus conexiones. Nunca dejes abierta tu cuenta en Facebook o cualquier otra red social o página de Internet cuando dejes el ordenador. Acuérdate siempre de pulsar en “salir”.
  9. Por último, si algo te huele raro, no dudes en decirlo. Habla con tus padres o profesores, nunca te quedes callado ya que posiblemente estarás empeorando el problema.
Menú de cierre